Develan mayor interés por las colaciones saludables Destacado

Develan mayor interés por las colaciones saludables

Estudio de Jumbo y Gfk Adimark describe a los padres chilenos según su actitud hacia los alimentos que llevan sus hijos al colegio.

El 65% de los padres reconoce haber empezado a restringir ciertos ingredientes en las colaciones de sus hijos en el último año. Es el principal hallazgo que arrojan los resultados de la segunda encuesta Come Sano de Jumbo y Gfk Adimark cuyo foco es el consumo de colaciones escolares.

Dentro de estos destaca la disminución del consumo de alimentos azucarados, la comida chatarra y las grasas. El 68% de los encuestados reconoce haber modificado el consumo de ciertos alimentos a causa de la Ley de Etiquetado, vigente desde junio de 2016. Los padres han potenciado además el consumo de frutas y verduras y la práctica de deporte.

Acerca de los padres, el estudio identifica diferentes tipos. Un grupo son los “papás full motivados”, que representa el 52% de la muestra, transversal en género y en nivel socioeconómico. Por lo general viven en regiones y son los más preocupados por las colaciones saludables: planifican las de sus hijos y las de ellos y se encargan de fomentar el deporte.

Un 35% pertenece al grupo “papás resignados”, también transversal en género, pero que viven más en Santiago y, a diferencia de los anteriores, deciden día a día qué colaciones les darán a sus hijos. Estos creen que es difícil alimentarse saludablemente por falta de dinero y tiempo.

Los “papás que no están ni ahí” es un grupo que representa el 13% de los padres y está compuesto por jóvenes de entre 25 y 34 años, en su mayoría hombres. Es el grupo que menos ha restringido alimentos poco saludables, así como tampoco se preocupa por el peso de sus hijos y piensa que las colaciones no son tan importantes.

Jóvenes más preocupados

Según el estudio de Jumbo y Gfk Adimark, actualmente el 76% de los padres está preocupado de que sus hijos lleven colaciones saludables al colegio. Esto es, con alimentos naturales, bajos en calorías, azúcares y grasas; entre los que se cuentan frutas, yogures y cereales. Los snacks salados, bebidas y chocolates son, en cambio, considerados como colaciones por un pequeño grupo.

De acuerdo con esta encuesta, son los padres más jóvenes, entre 25 y 34 años, quienes están más preocupados por la alimentación de sus hijos. Los mayores de 55 años, en tanto, son los que se muestran menos preocupados.

Existe una conciencia generalizada entre los padres respecto a la importancia que tienen las colaciones en la vida de los niños y que estas deben ser lo más saludables posibles. No obstante, los padres mencionan ciertas barreras a la hora de dar colaciones saludables a sus hijos. Las principales son la falta de dinero, tiempo y organización.

volver arriba

Acerca de

Siguenos

×

Suscríbete a nuestro Boletín!

Podrás recibir un resumen de todas las novedades de Publimark en tu email y participar de nuestras promociones y concursos.

Revisa nuestra Política de Privacidad & Términos de Uso
Puedes desuscribirte en cualquier momento.