Login
780x120 1

Eduardo Alcérreca: Planificación comercial post crisis

Eduardo Alcérreca: Planificación comercial post crisis

El CEO y fundador de la consultora Tu Media Naranja, especialista en prospección para el área B2B, se refiere al desarrollo de marca en el nuevo escenario.

La pandemia del Covid-19 cambió todo y nadie estaba preparado para ello.

No obstante, es momento de sacar lecciones y proyectar en este nuevo escenario los desafíos que se vienen por delante, donde el dinamismo de los equipos comerciales debe ser una prioridad, así como el compromiso y ética de las marcas.

Todo, poniendo por delante a las personas y el bienestar social como principal foco. Volver a lo esencial, en términos del relacionamiento cara a cara, será clave.

Ciertamente, hemos sido testigos de un cambio importante en la forma y en el fondo de todo lo que nos rodea: el trabajo, los estudios, la entretención, la socialización, el comercio y también el consumo. Hoy, este es más responsable y consciente.

Es evidente que ha habido un cambio de mentalidad que impone nuevos desafíos a las marcas y a los equipos comerciales.

Convengamos en que una marca es el intangible más importante de una empresa, por lo cual debe adaptarse, innovar y transformarse sin perder su esencia. Esos son valores intransables que tienen que perdurar, a pesar de cualquier crisis.

Así, en esta nueva realidad post pandemia, para las marcas, la persona y su bienestar deben ser el foco, la prioridad, así como el objetivo de contribuir a la edificación de una sociedad mejor.

Por otro lado, aunque la digitalización ha sido clave para seguir conectados y produciendo, lo cierto es que tener cultura digital y aprovechar todas las bondades que implica el buen uso de las nuevas tecnologías no significa que se deje de lado todo lo demás.

Muchos clientes buscan una relación presencial, cara a cara. Es más que necesaria, luego de tanto tiempo viendo pantallas.

Efectivamente, la crisis pasará y aunque la digitalización nos ha permitido seguir adelante en todo sentido, no cabe duda que las marcas deberán conseguir volver a tener una relación cómplice con sus clientes, más allá de lo digital.

Eso conlleva además otro desafío que tiene que ver con las fuerzas de ventas. Estas no solo tienen que ser competentes y estar al día en lo técnico, sino también en lo humano, comprometidas, cercanas y personalizadas. Se necesita interactuar de manera directa, pues somos seres sociales.

volver arriba

Acerca de

Siguenos