Opendor inicia una nueva etapa sin miedo al futuro Destacado

Pedro Covián, Denise Greau, Roberto Panatt y Boris Ferrada, socios de Opendor Pedro Covián, Denise Greau, Roberto Panatt y Boris Ferrada, socios de Opendor

Al cumplir 12 años de trayectoria, la agencia de Pedro Covián, Denise Greau y Boris Ferrada decidió comenzar una nueva era, agregando el músculo que le hacía falta: Roberto Panatt.

En poco más de una década, esta agencia ha estado en constante cambio, buscando adaptarse para ser competitiva. Confiada en su formación de agencia masiva, que le permite meterse en todos los temas, incluyendo el digital, viendo a la marca siempre como una matriz desde la que derivan ejecuciones específicas, hasta ahora ha recogido buenos resultados.

Con una visión optimista del futuro, observan sus socios que los clientes han cambiado y que en general están algo desconcertados. “El mundo digital provocó una falsa magia de hacer que todo parezca más barato, pero para ser bien hecho el digital también requiere presupuesto”, comenta Pedro Covián, director creativo general de Opendor.

El publicista refiere que, al cumplir 12 años, la agencia decidió replantearse y fortalecerse, para lo cual sumó a Roberto Panatt, de larga trayectoria como director de cuentas en McCann, como socio y gerente general. De él dice que se trata de alguien muy querido en el medio y con enorme experiencia.

El nuevo socio explica que, si bien en los papeles su cargo en McCann era del área comercial, el tamaño de aquella agencia hace que, en rigor, cada director de cuenta es un gerente general, con un equipo de entre 20 y 25 personas. “Me resulta familiar este aterrizaje a Opendor, agencia con tremendas fortalezas. Está muy bien administrada, financieramente impecable, con equipos muy bien definidos, lo cual facilita la gestión y permite trabajar en dar valor sobre todo al negocio”, dice Panatt.

Reinicio desde cero

La llegada de Roberto es para el equipo equivalente al día Uno, según dice Pedro, aclarando que, después de estar en una especie de zona de confort con clientes que los respetan y creen en ellos, decidieron volver a partir de cero. Esto implicaba profesionalizar la gestión comercial y la administración general.

“Lo hacíamos bien, pero tenemos la obligación de seguir mirando el negocio para adelante. Este hoy no tiene que ver con actualizarse a lo digital o tener una productora adentro, sino que con darle valor al trabajo, al cliente, algo que en el mundo de las agencias se ha perdido”, señala Covián.

Explica Roberto que el proyecto se basa en la idea de que los negocios tienen que estar creciendo siempre, pero advierte que es importante tener claro hasta dónde se quiere crecer, qué modelo de agencia se quiere tener. “Eso nos debiera permitir tener un buen resultado operacional, pero sobre todo salvaguardar la calidad del producto y mantener una relación duradera con los clientes”, dice.

Según Pedro, eso tiene que ver con la calidad de vida y con algo que para ellos es fundamental, que es la calidad del trabajo. “El trabajo habla por nosotros. Tratamos de que esté siempre bien hecho. Tenemos muy buenos talentos y buscamos que los nuevos asuman luego desafíos importantes. Por eso, acá la mejor idea dentro de la agencia es la que gana”, comenta.

Constante cambio

Según Boris Ferrada, también director creativo general, la agencia ha estado evolucionando en los últimos años. En ese sentido, más que tener un área digital, fue integrando gente digital en los equipos creativos, que son multidisciplinarios. “Es una idea que trabajamos hace ya tiempo y tiene buenos resultados. Seguimos viendo la publicidad como una gran idea que baja a distintos medios y cada especialista sabe cómo implementarla”, señala.

Con todo, la agencia tiene una novedad en este aspecto que es la creación de una agencia de diseño, para lo cual se asoció con una empresa especializada. El nuevo partner en esta área es Carlos Denis, de gran trayectoria en Chile y Brasil, director creativo de esta nueva agencia de diseño. Denise Greau, directora general de cuentas, explica que el diseño editorial y de packaging requieren un talento profesional diferente a la publicidad, aunque es un trabajo muy complementario, en tanto desarrollo de marca.

“Esta asociación nace de la necesidad de trabajar los proyectos de manera integrada, más allá de que surja de las necesidades del cliente o de las oportunidades que vemos en el mercado. Finalmente siempre hemos estado preocupados de la consistencia de la marca”, comenta Denise.

En resumen

Opendor tiene 12 años de vida y actualmente tiene una dotación de 33 personas.

En su trayectoria ha ganado tres premios Effie en 2016 y otros dos en 2017.
 
Actualmente, sus clientes son: 
Marco Polo, Don Juan, Cola Cao, Ballerina, Fuzol, Baby Lee, Rayfilter, Banco Condell, Socovesa, Inmobiliaria Pilares, Pedro Juan y Diego, Pollo Stop, Easy, Hipoglós, Cruzeiro, Bambino, Mentholatum, Hada Labo Tokyo, Amphora, Pinturas Bher.

Medios

Marco Polo Bravos
volver arriba

Acerca de

Siguenos

×

Suscríbete a nuestro Boletín!

Podrás recibir un resumen de todas las novedades de Publimark en tu email y participar de nuestras promociones y concursos.

Revisa nuestra Política de Privacidad & Términos de Uso
Puedes desuscribirte en cualquier momento.